Maker Palace

¡El Reino del RpgMaker y del Ocio!
 
ÍndiceBuscarGrupos de UsuariosScriptsRecursosTutorialesPalaceJuegosPalaceWikiFAQRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Temas similares
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
» Reparación de Conjuros
por kyonides-arkanthos Jue Oct 12, 2017 12:22 am

» Screenshot del nuevo KUnits XP oon menú
por LinkLuis55 Sáb Sep 23, 2017 10:03 pm

» Dando una vuelta por acá
por LinkLuis55 Dom Ago 20, 2017 2:56 pm

» Heroes del Crimen 2 DEMO
por jasuso Mar Ago 01, 2017 12:04 am

» The Legend of Celestia II: A World of Twilight Shadows Demo
por Jlopez_96 Vie Jul 28, 2017 6:20 pm

» The Legend of Celestia: Four Cristals
por Jlopez_96 Mar Abr 25, 2017 4:59 pm

» [VXAce] Burando Doragon
por gantzer49 Dom Abr 23, 2017 7:43 pm

Recomendados
RPG en RPG Maker
La importancia de un Backup
Que requiere un sistema de Batalla para ser exitoso
9 Minutos de Juegos por fans
Guía de Subforos para Tontos de Maker Palace
Indice de Scripts Locales XP
Falcao Pearl ABS Liquid
¿Quién está en línea?
En total hay 8 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 8 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 179 el Mar Ago 30, 2011 10:06 pm.
MiniChat
Mejores posteadores
Raiden (3346)
 
DaviX (2740)
 
Frikilangelo (2461)
 
SagahonArturo (1806)
 
Falcao (1775)
 
kyonides-arkanthos (1768)
 
Mur-mai-der (1755)
 
Ares (1613)
 
LinkLuis55 (1558)
 
Webmaster24 (1354)
 
Afiliados
Crear foro Mundo Maker Foro de anime y RM2k3/XP/VX Computer mix
Flag Counter
free counters
Visitas


Comparte | 
 

 Rhapsody - Blues #0

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
kyonides-arkanthos
Lord Guru Maker
Lord Guru Maker
avatar

Cantidad de envíos : 1768
Miembro desde : 03/02/2010
Sexo : Masculino

Maker : RMXP


MensajeTema: Rhapsody - Blues #0   Mar Dic 28, 2010 11:41 pm

RHAPSODY- Blues #0
CAMBIOSINCOMPLETOS
Escrito por: Kyonides-Arkanthos

Es traído a Uds. por KosmiKom (Kosmik Komics)
Auspiciado por Pingüinos Mata Insectos Corporativos.

ADVERTENCIA:
La historia contiene lenguaje algo violento.

La periodista Silvia Price del diario El Impetuoso viaja por la campiña italiana en un auto de alquiler de color plateado.Narración
Esta
noche me reúno con uno de los capos de la mafia italiana, don Giuseppe
Neri. Ya veré cuánta información me brinda antes de echarme de su
propiedad a punta de balazos, si es que tiene la delicadeza de darme un
aviso oportuno...
La finca parece extenderse por kilómetros de
kilómetros e incluye una gran entrada de roca maciza, una mansión de
tres niveles y algunos viñedos. La seguridad ya es notoria desde un par
de kilómetros antes de llegar a la entrada principal, pero nadie se
interpone en el paso de la periodista.
Narración
Tal
parece que me están esperando.Es detenida en la entrada luego de que
cerraran los portones. Un hombre de don Giuseppe se acerca a la
conductora.
Seguridad: Por favor, bájese del auto para comenzar con la inspección.
Silvia Price: No hay problema, no traje armas, joven.
Ella
se baja del auto con cuidado. El hombre la escanea con un detector de
metales portátil y no suena la alarma. El escaneo del detector de
terahercios no encuentra nada sospechoso en la mujer o en el vehículo.

Seguridad: De acuerdo, traigan la limusina al puesto alfa omega.
Una
limosina negra sin polarizado se detiene cerca del puesto y la
periodista se sube sin problemas. Otro hombre le ofrece un trago de vino
de la casa o un coñac, pero ella escoge un jerez y se lo sirven. Al
cabo de unos minutos arriban a la entrada de la mansión donde la espera
el mayordomo de don Giuseppe.
Mayordomo: Bienvenida, Srta. Price, el amo ha estado aguardando su visita con ansias.
Silvia Price: Gracias, espero no defraudarlo.
Mayordomo:
No creo que le convenga hacer eso ni hoy ni nunca, Srta. Price. Sígame,
por favor, al estudio del amo. Estoy seguro de que le parecerá muy
interesante la galería de arte que nos separa de ahí.
A los
lados se pueden apreciar grandes obras de arte, la mayoría pertenecen a
artistas italianos, la que se destaca es la Gioconda. Price no sabe qué
pensar al respecto, siempre creyó que esta se hallaba en el Louvre.
Silvia Price: Sin duda son la envidia de todos los coleccionistas del arte renacentista y del barroco.
Mayordomo: Ni se lo imagina, Srta. Price. Bueno, hemos llegado al estudio. Siéntase tan cómoda como le sea posible.
Silvia Price: Sí, claro, eso haré.
Mayordomo: Amo Giuseppe, la Srta. Price ya está aquí.
Don Giuseppe: Haz que entre, Andrea.
Mayordomo: Ya puede pasar, Srta. Price.
Silvia Price: Gracias, don Giuseppe por su cordial invitación y cálida bienvenida.
Don Giuseppe: Espero poder decir lo mismo de su compañía, Srta. Price. Supongo que eso significa que mis hombres no la han asustado.
Silvia Price:
No, para nada, don Giuseppe, es comprensible que alguien tan importante
como Ud. demuestre tanta cautela a la hora de recibir invitados
extranjeros.
Don Giuseppe: Perfecto, es una
lástima que no pueda pensar de la misma manera cuando se trata del
primer extranjero que me visitó hace ya algún tiempo.
Silvia Price: ¿De quién habla, don Giuseppe?
Don Giuseppe: De un ridículo que cree ser la música hecha un monstruo.
Silvia Price: Oh, es justo la persona por la que vine a verlo, ¿no es así?
Don Giuseppe: Está en lo cierto, Srta. El infame se hace llamar Rhapsody.
Silvia Price:
¿Acaso se refiere al nuevo antihéroe de Diebingen? Un sector de la
ciudad lo apoya por devolverle la tranquilidad a los barrios...
Don Giuseppe: No saben nada de ese engendro del demonio. No saben nada.
Silvia Price: ¿Nada? ¿Qué deberíamos saber de él, don Giuseppe?
Don Giuseppe:
Es un desgraciado. Sabe que si vuelve a poner un pie o un colmillo en
Italia acabará bien muerto. No habrá misericordia para él.
Silvia Price: Habla de Rhap como si se tratara de un enemigo público.
Don Giuseppe: Lo es, tan solo se trata de un bastardo que dejó secos a la mitad de mis hombres y le robó la vida a mi dulce Chiara.
Silvia Price: ¿Como cuándo ocurrió todo eso?
Don Giuseppe: Fue la vez que se atrevió a robarme mis valiosas botellas de vino.
Narración
Aún
recuerdo cómo me divertí esa noche en la enoteca del viejo Giuseppe.
Luego de notar que sus viñedos ya no tenían uvas me dirigí ahí con la
esperanza de volver a probar un exquisito vino producido a la antigua.
Rhapsody
comienza a buscar las botellas de las cosechas más antiguas que lograra
encontrar, pero es interrumpido por la hija del capo que lo sorprende
cuando ella pretendía escoger una para compartirla con su amante.
Rhapsody: ¡Qué agradable sorpresa! Debes ser su hija.
Chiara: ¿Quién es Ud.? ¿Qué cree que hace aquí en nuestra enoteca?
Rhapsody: Los modales nunca puedes olvidarlos, ¿no es verdad? Soy su amigo, Rhapsody, para servirme.
Chiara: Aparte de ser todo un maleducado es un completo sinvergüenza. ¡Chicos! Aquí hay un intruso, desháganse de él.
Rhapsody: No, joven damisela, me servirás como aperitivo luego de que pruebe uno de sus añejos vinos.
Chiara: ¡Alto! No se atreva a tocarme, inmundo.
Rhapsody: Tienes razón, lo soy, pero a estas alturas ya no me importa, nena.
Chiara: Suélteme, maldito engendro.
Rhapsody: Mejor me concentro en catar este de la cosecha de 1980.
Rhapsody
abre la botella y se sirve un trago en una copa, lo huele, pero no
percibe nada. Ignora esa falta de información y trata de saborearlo. No
siente nada más que granos de tierra que son arrastrados por el agua.
Rhapsody: ¡Qué asqueroso! Bueno, chiquita, de repente te has convertido en el platillo principal de la noche. ¡Ja, ja, ja!
La muerde en el cuello y succiona la sangre que resbala por sus colmillos.Rhapsody: ¡Ah, la vida es dulce!
Matón: ¡Alto ahí, desgraciado! Deje de morderla o abriremos fuego.
Rhapsody: ¿Acaso creen que me importa?
Le disparan y las balas no lo matan. Los matones comienzan a creer en la posibilidad de que se trate de hombre lobo.Matón 1: Hay luna llena, de seguro se imagina que es un hombre lobo.
Matón 2: Es cierto, esa risa sonaba como un aullido maldito.
Matón 3: No sean idiotas, no se ha convertido aún en un repugnante velludo.
Matón 1: Tienes razón, tal vez le falta comerse a alguien para terminar de transformarse, mi padre me lo advirtió hace años.
Rhapsody: Ignorantes, es la fase de luna creciente.
Matón 2: ¡El bastardo lo admitió!
Matón 1: Sacaré mis balas de plata.
Rhapsody: No he admitido nada, imbéciles. Ahora por incomodarme se convirtieron en mis nuevos aperitivos.
Don
Giuseppe y sus hombres de confianza encuentran los cuerpos de los
hombres llenos de cortes. El capo se arrodilla frente a su fenecida
hija, levanta la mano de ella y rompe en lloriqueos. Sus manos derechas
encuentran una nota.
Hombre 1: Jefe, esto lo firmó un tal Rhapsody.
Don Giuseppe: Quiero su cabeza servida en una bandeja. ¿Entendieron?
Hombre 2: Por supuesto, jefe, eso haremos.
Don Giuseppe: No descansaré hasta ver muerto a tu asesino, mi pequeña Chiara.
Narración
En
realidad no me fui de inmediato, Blues, me emocionó ver el dolor que le
había causado al malnacido del viejo Giuseppe y la febril determinación
de sus hombres por dar conmigo a toda costa.
Don Giuseppe: ¡Arggg! ¡Muéstrate, cobarde!
El
intruso le abrió una herida en el anverso de su mano derecha y se lamía
los labios, mientras se contenía para no succionar la sangre que
brotaba de allí.
Rhapsody: Solo
quería dejarle un último recuerdo de parte de su gran amigo, el vampiro
sediento. Al final de cuentas es su culpa que ese vino sea tan insípido.
¡Ja, ja, ja!
Don Giuseppe: La pagarás muy caro, maldito chupasangre.Blues toma una copa con vino que le dejó su amigo.Rhapsody: ¿Qué tal te fue en tu viaje por la llamada Tierra Santa?
Blues: Pues, en gran parte de aquellos parajes no tuve mayores inconvenientes que el sol y las altas temperaturas.
Rhapsody: ¿Pudiste encontrar lo que te encomendé?
Blues: No, fue imposible, Rhap.
Rhapsody: Entonces el viaje fue en vano...
Blues: Solo sé que había algo en Jerusalén que me impidió adentrarme en la ciudadela antigua.
Rhapsody: Tranquilo, Blues, te creo.
Blues: ¿De veras, Rhapsody? No lo dices para engañarme, ¿o sí lo haces?
Rhapsody: No, para nada, viejo amigo.
Narración
Por
lo visto él no había escuchado nada de la presencia de un guardián de
la ciudad que no se lleva nada bien con las macabras criaturas de la
noche. Corrió con mucha suerte, pudo haber muerto otra vez...
Rhapsody: Puedes tomarte ese vino, Blues. Dudo que lo sepas apreciar como yo, pero no lo entenderás hasta que lo hayas intentado.
Blues: ¿Para qué lo haría? Me sabrá a tierra inmunda.
Rhapsody:
Te aconsejo que lo hagas, así apreciarás mejor el valor de saborear un
buen vino corriendo por tus papilas gustativas cuando logres ascender al
nivel de ángel vampiro.
Blues: Basta con
entender que habrá cambios drásticos, Rhap, lo demás se sobreentiende.
El
ángel vampiro le da la espalda a su amigo y camina un poco mientras
sostiene una copa llena y por una ventana mira los viñedos de su extensa
propiedad.

Rhapsody: No es lo mismo, mi malo Blues, el insípido sabor de la tierra te servirá de incentivo para madurar más rápido.
Blues: OK, cómo digas, Rhap. De todos modos no hay forma de no perderse en esa especie de ilusión laberinto.
Rhapsody: Tal vez sí la hay, pero ya lo veremos a su debido tiempo.
Rhapsody
consigue catar el vino como lo hiciera hace tantos años cuando aún era
un simple humano que añoraba convertirse pronto en un buen catador.
Pronto una sonrisa malévola se dibuja en su rostro.
Don Giuseppe:
Lo último que escuché de ese espectro fue que alguien desconocido de
extraño aspecto había comprado una propiedad en las afueras de su
querida Diebingen.
Silvia Price: Me parece
recordar que sí, esa persona se dedicó a producir “el mejor vino” y se
está a la espera de que lo comercialicen el próximo año a más tardar.
Don Giuseppe: Es muy lamentable escuchar eso, Srta. Price, es muy lamentable.
Silvia Price: ¿Acaso piensa competir con el vino de Gaspar de Roncha?
Don Giuseppe: Escúcheme bien, Srta. Hágase un favor y jamás pruebe ese tremendo insulto a la vinicultura.
Silvia Price: Por lo que me contó un pajarillo pensé que sería uno de gran calidad producido a la antigua siguiendo una vieja receta...
Don Giuseppe: Lo único que es viejo ahí es el maldito que ahora se cree todo un catador.
Silvia Price: Tiene toda la razón, don Giuseppe. Nadie le creería a un desconocido como él.
Don Giuseppe: Recuérdele a su editor que sería muy triste que ese estúpido reciba una buena crítica de parte de su periódico.
Silvia Price: No, no lo olvidaremos...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://deloquesea.mforos.com/forums/
 
Rhapsody - Blues #0
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» reseña ELECTRIC BELT: EL BLUES DE LOS POLLOS SIN CABEZA
» WILSON MCKINLEY - SPIRIT OF ELIJAH (1971)
» 106 años de orgullo blanquiazul
» [Duda] Navegar entre "Blues"
» Alfaya5

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Maker Palace :: Ocio :: Anime, comics y textos-
Cambiar a: